Casas pasivas

¿Qué son las casas pasivas?

Posiblemente, te habrás preguntado qué son las casas pasivas y cuáles son sus peculiaridades. En un momento como el que atravesamos, con una situación de emergencia climática (según ha declarado recientemente el IPCC) y con el precio de la luz disparado, es fácil que este tipo de construcciones experimente un auge en los próximos años.

Estas casas tienen como principal característica la eficiencia y el ahorro energético. Además, las casas pasivas están especialmente diseñadas para proporcionar la mayor comodidad a sus habitantes. Podemos señalar una serie de motivos por los que este tipo de casas son muy beneficiosas tanto para sus propietarios como para el conjunto de la sociedad.

Principales beneficios que te ofrecen las passive houses

A continuación, pasamos a detallar algunas de las principales ventajas de las passivhaus:

✔️ El ahorro energético. Posiblemente, esta sea la principal ventaja de estas construcciones. Según algunos estudios, el ahorro puede llegar hasta un 90 % respecto a una casa convencional. Esto es debido a una serie de peculiaridades que tienen las viviendas pasivas. Por ejemplo, un aislamiento térmico muy eficaz; el hermetismo, que evita la pérdida de calor por los cerramientos; o unas puertas y ventanas que contribuyen a potenciar estos efectos. A veces, se usa un acristalamiento triple en los vanos para asegurar estas características.

✔️ Una excelente calidad del aire. El sistema de ventilación mecánica con el que cuentan estas construcciones purifica el aire interior y evita, o reduce, la aparición de alergias, combate los malos olores y previene la acumulación de partículas perjudiciales en el aire.

✔️ Un excelente aislamiento tanto térmico como acústico. Al impedir la entrada de ruido del exterior, se consigue un ambiente de gran tranquilidad y confort para los habitantes de la casa.

✔️ Son construcciones muy respetuosas con el medioambiente. Las características descritas propician un menor consumo de energía para calentar la casa en invierno o enfriarla en verano. Por tanto, ayudan a reducir la emisión de los gases de efecto invernadero.

✔️ Gran aprovechamiento de la luz solar. Las casas pasivas suelen tener grandes ventanas, que fortalecen el aislamiento térmico y mantienen una temperatura confortable en el interior. El triple acristalamiento y la carpintería hacen posible que los vanos puedan absorber la luz solar y aprovecharla para configurar un ambiente cálido en el interior. Estas ventanas de gran calidad ayudan a erradicar los puentes térmicos o puntos determinados por los que se escapa el calor.

Las construcciones del futuro

Podemos afirmar que las casas pasivas tienen un futuro prometedor, gracias a la concienciación con respecto al cuidado del medioambiente y el ahorro energético. Si estás interesado en construir una vivienda con estas características, contacta con Arquitectura Santos, nuestro estudio de arquitectura compuesto por profesionales altamente cualificados y experimentados.

Sin comentarios

Añadir un comentario